La sabiduría del ser mujer
Mas allá de los miedos y batallas liberadas….
el camino no fue fácil……

lunes, 16 de junio de 2014

CULPABLE YO



Culpable siempre yo
si hablo, si callo, si miro
siempre juez a mis pies.

Culpable siempre de luna
si arrullo con las retinas
las rosas sin espinas.

Culpable siempre yo
por querer plasmar
sentimientos en brizna.

Culpable de latigazos
yo, en cada espina
que no hieren en luna.

Culpable de alcanzar
las estrellas con mis manos
que se desangran en amor.

Culpable siempre de callar
lo hermoso de la noche tenue
y sin poder palpar el amor.

Culpable y sin derecho a juicio
porque el juez es un reacio a
ser incongruente en sentencias.

Sentencias que prefiero atragantar
en mi celda oscura en llantos, para
no herir con espinas porque solo
quiere es mimar al juez amado.

Culpable de esta noche de rosa
donde la luna esta tormentosa
esperando que calme la lluvia.

Lluvia regia que cae sin piedad
en las rosas más querida, cuando
presiente que es viento de molinos
en un jardín donde el juez es regio.

Regio porque yo, debo pagar
las tortura que las espinas dejan
si hablo hiero, si callo molesto
si pronuncio un te amo, estorbo.

Sí, soy culpable del amor
y de enamorarme de usted
señor juez y de amarlo en demencia.

Cuando usted, es cóleras
señor juez, yo siempre lo perdono
porque eres mi corazón y alma
así dictes sentencias regias.

Y yo desfallezca en mi cautiverio
siempre diré la verdad ante Dios,
porque usted es el hombre
que yo amo por siempre.

Yolimar Casanova.
16 de Junio 2014.
Venezuela.
Alma de mujer.
Derechos reservados.