La sabiduría del ser mujer
Mas allá de los miedos y batallas liberadas….
el camino no fue fácil……

domingo, 17 de mayo de 2015

VIAJEROS CORAZONES

Titulo: VIAJEROS CORAZONES
Autores:
Yolimar Casanova
País: Venezuela.
Julio Blanco
País: Argentina
Prosa poética.
16 de Mayo 2015.
Propiedad intelectual
de los autores.

Una sonrisa para destilar las estrellas y una cálida noche en un tango que asemeje el tic tac de un corazón bailarín en mar de plata, llamado: Blanco, como las estelas del firmamento.
Y se sonroja,  un muso destellando a la luna que esta opaca, para ser un eclipse en sonrisas tímidas de una tonada musical.
Alma de mujer que nace en cascadas de primavera y en la verde risa de su son.
Un son de mar de plata, vamos navegando en las estrellas, donde miremos el cosmos los peces besando las olas de mar de plata
Es innegable, vine a vivir en el mismo mundo que tú, ese mundo redondo y luminoso que estremece la noche, nuestra noche.
Nuestra noche,  es un bandoneón en un canto tanguero para ser visibles ante un mundo que niega nuestro existir en las estrellas que gimen: que somos vida real
Estas vidas, nuestras vidas consagradas al encanto que inventan los sueños y que hacen temblar hasta las sombras.
Las sombras que son eje de traslación de temores encerrados, por no ser quien somos, por no atrevernos a soñar despiertos esta historia que pintan las manos en un amanecer claro y real.

Tan clara y real eres tú,
como la sal de Maracay, como los mediodías con el sol en lo más alto y los jardines de amapolas y mariposas.

Mariposas reales van en aromas de la ciudad jardín impregnado su polen en las flores de las plazas, que recuerdan en brisa matutina que la vida, es un rayo de esperanza en tú gentil corazón platense.
¡Ay, mi corazón, tú corazón! Dos manantiales de agua clara corriendo en un soplo de aventura.
Aventura seremos , tú y yo, recorriendo las costas y lagos de la tierra, para unir los fragmentos de nuestros queridos corazones, que absorben el renacer de una nueva esperanza, viviendo los sueños y estelas del firmamento en dos mundos perfectos o imperfectos y reales a una vida juntos.
Una vida entera desvestida de ausencias y llena de alegrías.
Un camino de libertad para ti y para mí; un ramo de rosas para tu asombro y una mirada profunda a los ojos


Unos ojos claros que fijen la sinceridad, hacia la mirada tierna y jovial que quiere ser escuchada y sonrojada en los caudales de cantos dichosos, cuando juntos seamos vuelos de alondras en libertad de nuestros propios sueños infinitos.